Patrimonio cultural inmaterial

La  religiosidad popular encierra en  si  misma caracteres, que  no por su similitud, dejan de  expresarse en  manifestaciones de  la  misma  como  puede  ser  la  Semana  Santa.escanear0258

Lo mágico,  lo  simbólico, lo imaginistico,  lo místico,  lo  festivo, lo  teatral,  lo  comunal, o lo  político.. son algunos  de  estos rasgos que  tienen  en  la  semana santa  Pradoluenguina constatación  tradicional.

Antes más que ahora, y  con  la  llegada  de  Miércoles de  Ceniza, que daba por  acabado el  festejado  Carnaval,  la  Cuaresma marcaba durante  cuarenta  días un  ambiente  de  austeridad  en  el  que  se  alteraban  los  hábitos alimenticios, con la  prohibición expresa de  comer  carne  para  todos  aquellos, los  más, que no podían  sufragar las  bulas  dispensarías; así bien esta  practica  se  va  perdiendo, su  valor  dietético era  indudable. También en  estas  fechas  la seriedad  de  los sermones  desembocaba  en  el  “tiempo más  fuerte de  todo el  años cristiano”.escanear0260

Es la  semana  Santa.

Algunas  costumbres de  estas  fechas  se fueron  perdiendo. Como la cubrición de los  altares o  el ruido atronador, que  tras el  canto  del  miserere,  producían las  carraca, supletorias de  las  campanas calladas  por  el  dolor.

Otras aún se  mantienen, com9o  el Domingo  de  Ramos o  la elección del   Prior de  la  Cofradía de  la Vera Cruz, con  el  clásico  petitorio por  las  calles de  la Villa y  el  convite sufragado  por  el  elegido. Esta es  una  de  las  tradiciones más arraigadas  en  la  villa.escanear0265

También goza  de  mucha  aceptación  el  misterio de  la  pasión, llevado  a  la calle, concurrido,  por  forasteros  y  parroquianos. Procesión de  Viernes  Santo en  la  que  destacan 6 pasos: La Adoración del Huerto,  La  Flagelación, El Nazareno, El Cristo de  la  Buena  Muerte, El Santo  Sepulcro y  la  Dolorosa. Acompañados  por  las  Cofradías  respectivas y culminados  con el  canto  de  la Salve en  el  Pórtico de  la  Iglesia.escanear0262

Las  celebraciones  pascuales  han tenido  en Pradoluengo el reflejo de  lo que  para  los  castellanos  suponen los días de Semana  Santa: recogimiento, austeridad, reflexión y  perdón.

Todos  estos  actos  hacen  de  la  Semana  Santa de  Pradoluengo un  tiempo de  especial interés, tanto  cultural como  artístico, considerado como  parte de  su  patrimonio  cultural inmaterial, sin  olvidarnos de su  sentido  religioso.escanear0264